Search
martes 16 agosto 2022
  • :
  • :

Flora de la Región de Murcia

Ambientes

Bosques

Se trata de comunidades en las que el elemento de la vegetación más representativo son especies de porte arbóreo. Comprende a los bosques y sus orlas, incluidas las formaciones arbóreas dispersas y las acantonadas en roquedos, los pinares de repoblación y cualquier tipo de formación forestal en la que la especie dominante es un árbol. Por ejemplo, se consideran aquí, los sabinares de sabina albar y sabina de Cartagena, etc. Los bosques de ribera o en galería, asociados a los cauces de los ríos, se tratan dentro de las comunidades hidrófilas o humedales.

Matorrales

 Comprenden una muy diversa variedad de formaciones vegetales dominadas por especies de porte arbustivo. En general, se trata de monte bajo con arbustos, hierbas perennes altas y pequeñas plantas o matas, con frecuencia resultado de etapas seriales de degradación de la clímax.

Roquedos

Son ambientes extremos que se caracterizan por una vegetación muy especializada y adaptada. Se trata de espacios muy localizados y de zonas concretas, claramente reconocibles sobre el terreno. Se han formado a partir de diversos procesos geomorfológicos que dejan al descubierto la roca madre. Por los pequeños resquicios entre las grietas penetran las raíces de las plantas adaptadas a estos ambientes, que sirven de firme anclaje y son capaces de aprovechar los nutrientes y minerales disueltos en las aguas que temporalmente circulan por la pared.

Humedales

 Las comunidades hidrófilas, término mejor para describir los tipos de esta vegetación, son ambientes de estructura muy diversa y heterogénea, que comprenden formaciones vegetales incluibles en los tratados anteriormente: bosques, matorrales, pastizales e incluso roquedos. Hay un elemento (físico-químico) que los define, y es el agua: circulante, superficial, con o sin sales, su presencia determina una vegetación azonal, propia y característica, prácticamente independiente del área geográfica y las condiciones climáticas locales.

Comunidades agrícolas

  Los cultivos son la actividad humana que de forma más directa ocupa el medio natural, aunque sólo sea por su extensión. Resultado de siglos de prácticas agrícolas buena parte del territorio murciano es un mosaico de cultivos de secano y regadío muy diversos. Asociados a estos cultivos, y a la presencia de actividades humanas, se desarrollan comunidades vegetales antrópicas, término que se adapta mejor a los ambientes que brevemente describiremos a continuación, donde medran con rapidez y en gran número especies oportunistas, muchas de ellas autóctonas y naturalizadas, que aprovechan los suelos ricos en nutrientes y la continua intervención por parte del hombre para favorecer a sus cultivos, que elimina competidores y la sucesión lógica y natural de la vegetación. Algunas de estas plantas constituyen auténticas plagas difíciles o imposibles de erradicar más que temporalmente.

Especies

 La presentación de las fichas de especies de flora en Región de Murcia Digital atiende a un sistema de clasificación básica, fácilmente entendible para el visitante, que las ordena en tres –más bien cuatro–, tipos básicos o hábitos de plantas: árboles, como el Álamo, el Alcornoque, el Almendro o el Limonero. Arbustos, como el Carrizo, el Palmito y el Romero y hierbas y matas, como la Arenaria, el Hinojo o el Pie Azul.

Protección y conservación

Especies protegidas

En el artículo 30 de la Ley 4/89 (BOE núm. 74), de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, se crea, por primera vez, con carácter administrativo y ámbito estatal, el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, sin que éste suponga detrimento a las Comunidades Autónomas para establecer en su territorio el correspondiente catálogo de especies amenazadas, que muchas desarrollan ese mismo año, como la Región de Murcia, mediante la Orden de 17 de febrero de 1989

Hábitats de interés comunitario

La Directiva 92/43/CEE o Directiva Hábitats (DOCE serie L núm. 206) tiene como objetivo principal el mantenimiento de la biodiversidad y, en concreto, de los hábitats naturales y de las especies de interés comunitario en un estado favorable, dentro de una red ecológica europea coherente, la Red Natura 2000.

Lugares de importancia comunitaria

 La Unión Europea, amparada en la Directiva 92/43/CEE o Directiva Hábitats (DOCE serie L núm. 206), que en su Anexo I contempla los tipos de hábitats naturales de interés comunitario, eleva a la Administración Central y a las Comunidades Autónomas la necesidad de proponer espacios de su ámbito territorial para unirse a una red ecológica europea coherente denominada Red Natura 2000. En este sentido, la Región de Murcia propone inicialmente, en la Resolución de 28 de julio de 2000 (BORM núm. 181), cincuenta Lugares de Importancia Comunitaria –LIC–, de los que cuarenta y siete corresponden al medio terrestre y los restantes al medio marino. Estos LIC, junto a las Zonas de Especial Protección para las Aves –ZEPA–, se convertirán en las Zonas de Especial Conservación –ZEC–, una vez elaborados y desarrollados los correspondientes Planes de Gestión, y comprenderán un amplio conjunto de espacios protegidos por toda Europa.

Especies protegidas

Determinados lugares, por sus valores naturales, interés ecológico, científico, socieconómico o cultural, son merecedores y necesitan de un régimen especial de protección y gestión, así lo contempla el Artículo 48, del Capítulo III “De los espacios naturales protegidos” de la 4/1992 (BORM núm. 189).

    Actualmente, la Región de Murcia cuenta con una red de Espacios Naturales Protegidos –ENP– constituida por siete Parques Regionales –antes llamados Parques Naturales–, una Reserva Natural, cinco Paisajes Protegidos y otros seis espacios protegidos sin figura legal asignada, resultado de la aplicación de la Ley 4/1992 (BORM núm. 189), que se fundamenta en la Ley 4/1989 (BOE núm. 74). Por el momento no se ha asignado a ningún enclave murciano otras figuras contempladas por la legislación regional, como la de Monumento Natural, también de la Ley 4/1992 (BORM núm. 189), o la de Área de Sensibilidad Ecológica, figura de protección de la Ley 1/1995 (BORM núm. 78).

Microreservas

En 2005, resultado de un convenio de colaboración de la Universidad de Murcia con la Consejería de Industria y Medio ambiente de la Región de Murcia, se proponen 89 lugares de interés botánico como Micorreservas botánicas, en el libro Lugares de interés botánico de la Región de Murcia (Sánchez Gómez et al. 2005).

Especies naturalizadas e invasoras de la flora de Murcia

En la flora de un territorio, en el conjunto de plantas de una región, están comprendidas determinadas especies que, originarias y procedentes de otros lugares –en ocasiones muy lejanos–, crecen de forma subesponánea junto a las oriundas o silvestres.